Tipos de lentes recetados

Lentes de visión sencilla o monofocales

Estos lentes, llamados monofocales o visión sencilla,  sólo tienen una corrección para una distancia dada: para la miopía, para la hipermetropía y/o para el astigmatismo. Se denominan de visión sencilla porque la potencia óptica es la misma para todo el lente.
Lentes de  visión sencilla o monofocales
Lentes progresivos

Lentes progresivos

Se trata de lentes multifocales en donde el foco es invisible, por tanto, más interesante desde un punto de vista estético.
La potencia del lente se modifica desde la parte superior hacia la parte inferior del lente. Es una lente más funcional porque la persona que lleva este tipo de lente recetada tiene una visión "continua".
Permite ajustar la visión para objetos situados a distancias variables mientras que la lente bifocal sólo permite una visión clara a dos distancias dadas.

Lentes Free Form Numeric

Disponible en una amplia gama de lentes, el Free Form Numeric garantiza el más alto nivel de rendimiento visual con una estética excepcional. Resulta de la mejora de la parte interior de la superficie con un campo de visión claramente ampliado.

Esto se ha conseguido acercando la superficie óptica del ojo, con una corrección de la progresión y del cilíndrico situados conjuntamente en la superficie interna del lente. Este método de producción resulta de la reducción de la distorsión periférica y del aumento del campo de visión en los oculares progresivos estándar.

El resultado es un Free Form Numeric basado en las necesidades individuales del usuario sin tener que tomar más medidas o utilizar instrumentos propios del óptico.

Gracias a la nueva tecnología del Free Form Numeric, el 98% de los usuarios que participan en las pruebas de aceptación, se han adaptado muy fácilmente a estos oculares.
Lentes Free Form Numeric
Lentes decrecientes o para la oficina

Lentes decrecientes o para la oficina

Los lentes decrecientes tienen como finalidad corregir en prioridad la visión de cerca y después la visión intermedia con una potencia decreciente en la parte alta del cristal. Cuatro disminuciones fijas son posibles de 0.75, 1.25, 1.75 ó 2.25 dioptría según las necesidades.

La corrección inferior del lente permite al usuario leer (a 35 cm por ejemplo) como con un progresivo. La disminución de potencia permite ver claro a una visión intermedia, en una pantalla, por ejemplo.

Cuando más levanta los ojos el usuario, más aumenta su distancia de claridad. Excepto caso particular este lente no corrige la visión de lejos y por tanto no está adaptado para la conducción.

Lentes bifocales

Lentes bifocales son dirigidos a una persona que necesite dos correcciones.
Uno para la visión de cerca, otro para la  visión de lejos: la parte superior del cristal corrige la visión de lejos y la zona inferior corrige la visión de cerca.
Lentes bifocales

Materiales de los lentes

El policarbonato

La característica principal del policarbonato es su resistencia al impacto. Este lente es con mucho la más resistente de todas.  El policarbonato es un 10% más fino que el cristal y un 15% más fino que el plástico.

Es un plástico blando, por lo que se raya muy fácilmente. Un tratamiento antirrayaduras permite solucionar eficazmente este problema. Este material está recomendado especialmente en el ámbito de la protección en el trabajo. 

El policarbonato posee también la ventaja de absorber todos los rayos ultravioletas hasta 380 nm (99,99%).
 
El policarbonato
CR39

CR39

Se trata de una resina. Sus ventajas son la solidez, un 50% más ligeros, los cristales orgánicos tienen menos tendencia a empañarse y absorben una parte de los rayos ultravioletas.
Por el contrario, su superficie dura se raya fácilmente. Para solucionarlo, es posible utilizar un tratamiento antirrayaduras. 
A igual potencia, éstas son más espesas que las lentes minerales o de policarbonato.